Miércoles, 08 Noviembre 2017 09:11

Efectos colaterales de la corrupción: desconfianza ciudadana e instituciones débiles

Escrito por

En los últimos años tomo relevancia el hecho que México fue calificado como un "Estado Fallido" por países como Estados Unidos. El concepto se aplicó en declaraciones de personas y por dirigentes de países desde la perspectiva del peligro que significa para la comunidad internacional, la inestabilidad política, los conflictos, los movimientos políticos, la migración y la inseguridad, entre otros aspectos, para otros países o para el mundo. (Zapata Callejas, 2014).

Jean Marie Grose a quien cita Zapata en su artículo, ofrece una tipología en que puede aplicarse este término a la situación política y social de un Estado: cuando se ubica la debilidad en la capacidad de centralización del Estado; en la limitación de su autoridad; que no tiene recursos suficientes para enfrentar movimientos separatistas; que está controlado por grupos étnicos; y aquel Estado debilitado en el control del monopolio de la fuerza. (Zapata Callejas, 2014). Es en este último aspecto en que fue aplicado el término a México debido a una serie de acontecimientos sociales simultáneos que se presentaron con gran impacto internacional; "la guerra contra el narcotráfico", el reposicionamiento de los carteles de la droga, el incremento en los homicidios con diversidad creciente en el tipo de víctimas, como empresarios, estudiantes, periodistas, sacerdotes, entre otras víctimas ciudadanas.

En general, se entiende por Estado fallido al hecho que el Estado no puede garantizar la seguridad de la ciudadanía en su integridad, en sus formas de convivencia social, en su patrimonio y al hecho en que ha dejado de tener o al menos se ha debilitado su monopolio legítimo del uso de la fuerza. En cuanto a los primeros aspectos, en México la percepción ciudadana de la inseguridad ha llegado a niveles altos y se mantiene constante, y en cuanto al monopolio legítimo de la fuerza, no se tiene un control suficiente sobre la distribución y venta de armas, además de que existe una formación creciente de fuerzas de autodefensa.

Otro aspecto en que se observa una descomposición del Estado Mexicano, es la salida del ejército de sus cuarteles bajo condiciones legales cuestionables, pues no existe una garantía legítima de sus funciones en la seguridad interna del país. De manera que encontramos un Estado debilitado, una ciudadanía vulnerable y una delincuencia organizada con capacidad de extenderse, reagruparse, y reorganizarse ante las acciones del Estado cuando se realizan detenciones de líderes delictivos.

En este trabajo, se pone atención en una de esas debilidades de las instituciones del Estado Mexicano, la corrupción, como un factor de desconfianza de sus instituciones y escenario propicio para su debilitamiento.

Información adicional

  • Otros autores: José Ramiro Alemán López y Magaly Alejandra Orenday Tapia
  • Estado: Aguascalientes
  • Tipo de archivo: Artículo
  • Fecha de realización: Lunes, 02 Octubre 2017
  • Publicado:
Última modificación Viernes, 24 Noviembre 2017 13:44

Deje un comentario

Por favor asegúrese de ingresar aquella información señalada con asterisco (*).