Viernes, 24 Noviembre 2017 14:26

Planteamiento general

Escrito por
Valore este artículo
(1 Vote)

La emergencia que inició en México, a causa de los sismos de los días 7 y 19 de septiembre de 2017, constituye un episodio ante el cual deben reaccionar las instancias gubernamentales con rapidez y eficacia.

El proceso de reconstrucción no implica únicamente la efectiva construcción de edificaciones afectadas por el desastre, sino la reactivación de las actividades sociales y económicas e, incluso, con la atención de los efectos psicológicos de la crisis en los ciudadanos.

El ejercicio de los recursos públicos y privados debe ser:

  • Eficaz: las acciones de reconstrucción deben estar vinculadas a un modelo de planeación central, cuyo sustento sea información técnica especializada para la definición de prioridades de atención. 
  • Modelo participativo: que permita identificar las necesidades de los afectados directamente. Medios para la participación ciudadana —en labores de vigilancia y control—, durante todo el proceso de gestión, planeación y ejecución de actividades de reconstrucción.
  • Transparente: la gestión y ejecución de los recursos públicos apegada a reglas de transparencia, de modo que el proceso de gestión sea ya una herramienta para propiciar la confianza ciudadana en las acciones de recuperación. 
  • Mecanismos de rendición de cuentas: transparencia, vigilancia y control ciudadano que limitan los espacios de discrecionalidad y el mal uso de los recursos —tanto públicos como privados.

Documentos (PDF)

Elementos conceptuales 

Principios rectores para el proceso de reconstrucción 

Estrategia e integridad 

Regulación 

 

Infografías

 

 

 

Leído 405 Tiempo Última modificación Martes, 27 Febrero 2018 09:12

Deje un comentario

Por favor asegúrese de ingresar aquella información señalada con asterisco (*).