Jueves, 01 Diciembre 2016 23:59

Hacia una política de rendición de cuentas

Escrito por

El debate público sobre rendición de cuentas en México ha estado concentrado en tres temas:

a) en los beneficios que genera y en las expectativas sobre lo que ocurrirá cuando los gobiernos rindan cuentas al ciudadano,

b) en la urgencia de que se realice –con llamados y peticiones de que algo pase para que los gobiernos nos rindan cuentas–, y

c) en los serios problemas que su ausencia nos causa: gobiernos de baja calidad y ciudadanos distanciados del proceso político.

El supuesto común del debate es que la rendición de cuentas es esencialmente un estado virtuoso, en el que los gobiernos, sus instituciones y sus funcionarios informan y explican su comportamiento a un ciudadano etéreo, que premia o castiga con base en la información que recibe. El problema con este supuesto es que la reducción de la rendición de cuentas a un principio normativo impide prestar atención a los mecanismos institucionales que la hacen posible; mientras nos dedicamos a pregonar la rendición de cuentas abstracta y a ensalzar sus virtudes, nos olvidamos que para llegar a ella es necesaria la articulación de un conjunto de mecanismos que van desde controversias constitucionales o elecciones, hasta los archivos administrativos y la contabilidad de las o cinas públicas; mecanismos que aseguren que todo acto de ejercicio del gobierno activa un proceso de rendición de cuentas.

La definición de la rendición de cuentas sigue, como muchos de los conceptos centrales en ciencia política, generando debate sobre sus límites y sus alcances. El concepto está en constante expansión, y en ocasiones se suelen difuminar las fronteras entre rendición de cuentas y otros componentes deseables de un régimen democrático.

No es el propósito de este documento sumarnos a la tarea de matizar el concepto, ni ofrecer otra de nición. El propósito es otro, más simple: mostrar que hay una fragmentación conceptual en la forma de entender la rendición de cuentas en México. Sugerimos que la rendición de cuentas como estado virtuoso ha logrado colocarse en el discurso público mexicano, pero esto no ha estado acompañado de una discusión sobre los mecanismos institucionales que hacen que la rendición de cuentas pueda ser real.

El problema central que buscamos exponer es la desvinculación entre el ideal normativo de la rendición de cuentas y la calidad de los mecanismos institucionales y administrativos concretos necesarios para que los gobiernos rindan cuentas. En otras palabras, en México se exalta el principio de la rendición de cuentas, pero la discusión se desentiende de los instrumentos, procesos y organizaciones necesarios para que ese principio pueda ser cumplido.

Información adicional

  • Otros autores: Sergio López Ayllón, Mauricio Merino y Lourdes Morales
  • Estado: Ciudad de México
  • Tipo de archivo: Libro
  • Fecha de realización: Domingo, 02 Enero 2011
  • Publicado:
  • Citado: Disponible en: http://rendiciondecuentas.org.mx/wp-content/uploads/2013/03/libro-rrc-asf-hacia-un-politica-de-rendicion-de-cuentas-en-mexico.pdf?
Última modificación Viernes, 02 Diciembre 2016 12:41

Deje un comentario

Por favor asegúrese de ingresar aquella información señalada con asterisco (*).